Lara Garlito: «Su valor es el esfuerzo»

Dicen que el olivo simboliza la paz y la prosperidad, la sabiduría y la victoria; fue un regalo de la Diosa de la Sabiduría, Palas Atenea, a la ciudad de Attica; aún es un regalo para nosotros, para nuestra cultura, y lo es aún más porque todos esos valores a través de sus hojas, a través de su fruto siguen vigentes, fuertes como su tronco. Esta semana podía comprobarlo en esta región en Almendralejo, en la capital de Tierra de Barros, durante la celebración de la XXI edición de la Cata-Concurso de Aceites de Oliva Virgen Extra que convocaba la Junta de Extremadura a través de la Consejería de Agricultura, Desarrollo Rural, Población y Territorio. En la actualidad, en Extremadura hay funcionando 134 almazaras que en la pasada campaña superaron las 55.000 toneladas de producción de aceite.

El sector quedaba perfectamente definido por la palabra expresada por el presidente de la Junta de Extremadura: esfuerzo. Extremadura tiene un excelente aceite, repleto de calidad, repleto de tradición, repleto de sabor pero también repleto de talento y de hombre y mujeres que han sabido dar un paso hacia delante y apostar por el sector, su juventud aportaba la esperanza y la robustez que dictamina su futuro por eso no merecen más que nuestro apoyo, como lo merece nuestro campo, como ya he escrito en esta columna estas semanas y no quisiera reiterarme pero quizá estos días han servido para que muchos y muchas hayan descubierto el gran trabajo que silenciosamente, decentemente se hace y que hoy reivindica lo que es justo.

Existen espacios donde las diferencias no deberían existir, y la defensa del campo debería ser uno de ellos, ayer en el pleno Guillermo Fernández Vara pidió unidad a todos los grupos parlamentarios de la Asamblea de Extremadura para la defensa de la Política Agraria Común y que no se produzcan recortes en ella, además, dejó claro que el Gobierno de España no aceptará ningún recorte al campo, ninguno en la PAC ni en los Fondos de Cohesión.

Todos y todas debemos apostar por la unidad que genere futuro y vida, el campo lo es, nuestro aceite lo es, un olivo lo es.

¿Qué es un olivo? Un olivo es un viejo, viejo, viejo y es un niño con una rama en la frente y colgado en la cintura un saquito todo lleno de aceitunas (Rafael Alberti).

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado por Marketeame