Luis Amado Galán: «La Junta de Extremadura ha discriminado a Mata de Alcántara»

Luis Amado Galán Hernández nos cuenta su experiencia al frente del Ayuntamiento de Mata de Alcántara. Luis Amado Galán Hernández

Nombre y apellidos: Luis Amado Galán Hernández

Edad: 46 años

Profesión: Director Gerente en Centro de Atención a Personas con Discapacidad Intelectual. Licenciado en Psicología Clínica e Industrial y Master en Terapia de Conducta y Salud. 

Situación familiar: Casado, padre de dos niñas de 11 y 8 años

¿Cómo es la gestión municipal en su pueblo? Lo mejor y lo peor de estos 4 años de legislatura.

La gestión realizada en los últimos 12 años es y ha sido siempre próxima, muy cercana a nuestros vecinos,  y máxime en estos últimos difíciles años, contando con ellos y ellas para la planificación, la construcción y la transformación de un pueblo que reaccionó enfrentándose al futuro, superando numerosas dificultades y contratiempos, que se han visto agudizadas durante estos últimos cuatro años en los que hemos sufrido recortes,  discriminación y ausencia de subvenciones públicas desde el Gobierno central y el Gobierno de Extremadura; dinero que debería distribuirse entre todos los pueblos en función de diversas variables, y no en función del color político, porque el que pierde no es el equipo de gobierno, pierde todo un pueblo, pierden sus habitantes, pierden las personas.

Escuchar, tratar de entender y actuar ha sido la manera de gestionar nuestro Ayuntamiento, porque consideramos que son las formas idóneas y necesarias, porque el pueblo es de todos y lo debemos hacer entre todos, desde las calles y las casas hacia la casa consistorial y nunca a la inversa.

Lo mejor de estos últimos cuatro años ha sido poder seguir contribuyendo al progreso del pueblo y a la vez sentir el cariño y el agradecimiento de la gente a pesar de las dificultades, sentir como han valorado que hayamos seguido luchando aunque las puertas han estado cerradas; y a pesar de ello, lograr mantener nuestros servicios básicos y elementales, generando empleo y continuando con la evolución positiva de la imagen de nuestro pueblo.

Lo peor, sin duda, la discriminación, la ausencia de trato igualitario por parte del Gobierno de Extremadura y del Gobierno de España, que no solamente no ha concedido apenas nada a nuestro pueblo en estos cuatro años, sino que por el contrario se ha dedicado a recortar derechos, subvenciones y servicios. 

¿Qué necesita tu pueblo?

¿Qué esperas del futuro político de tu pueblo, la provincia y la región? 

Mi pueblo es ambicioso pero en modo alguno es egoísta. Quiere seguir progresando, desea seguir creciendo, pero sabemos concretar y definir claramente qué necesitamos realmente. Los matiegos y matiegas tan sólo queremos seguir manteniendo los Servicios de calidad que con mucho trabajo y esfuerzo hemos conseguido crear entre todos durante estos últimos años. Servicios que posibilitan y permiten poder vivir en un pueblo en el que las necesidades básicas estén cubiertas, Servicios e infraestructuras  que generan empleo local, que garantizan una calidad de vida digna, la calidad de vida que toda persona debe tener, independientemente de donde resida y de su clase social. Una educación y una sanidad pública gratuita y decente, así como una idónea atención a nuestros mayores, deben estar siempre presentes en los núcleos rurales de nuestra extensa región. Lo contrario no sería una clara y decidida apuesta real por el mundo rural.

Espero una provincia que se desarrolle al mismo ritmo que otras, que aunque sea más costoso apueste claramente por el mundo rural y por los más de 200 pueblos que la conforman.

 

De mi región deseo que despierte, que se enfrente a su escasez de recursos económicos en comparación con otras comunidades autónomas, que luche por todos los extremeños para que la gente joven no tenga que irse de su tierra si no quiere marcharse, que garantice la igualdad de todos y todas, que no haya familias sin las garantías mínimas de que puedan vivir honesta y decentemente.

 

 

¿Qué debe hacer el PSOE si gana  las elecciones?

 

Sí el partido socialista gana nuevamente las elecciones autonómicas, debería, desde la reflexión sobre tiempos pasados, aprender de los errores que hicieron a los ciudadanos castigar nuestra gestión.

Primero y ante todo debemos siempre pensar en los ciudadanos, a continuación sentirnos y vivir como lo que somos, unos simples ciudadanos más; si bien con la ingente, a la vez que ilusionante, responsabilidad de determinar y construir un modelo de sociedad que sea garante de la igualdad, la libertad y la justicia social. Actuar desde ese sentimiento,  pensando siempre en primer lugar en los personas, construyendo por y para los ciudadanos extremeños.

Hacer política de fuera hacia dentro, desde la calle hasta el gobierno autonómico, desde los ayuntamientos hacia la Junta de Extremadura, y no a la inversa, a lo que  últimamente nos habíamos acostumbrado con demasiada frecuencia, desde mi punto de vista.

Políticas que emanen desde las verdaderas necesidades de los Ayuntamientos, desde los pueblos hacia el parlamento extremeño; políticas concéntricas y recíprocas que posibiliten y garantices los recursos necesarios a nuestros pueblos para poder así hacer frente a prestar servicios y competencias con garantías, gracias a una financiación real y acorde a nuestras necesidades. Políticas en las que de una vez por todas las Administraciones Locales se erijan en protagonistas de su tiempo, en lideres de sus decisiones, con autonomía y autodeterminación, y no en meras administraciones receptoras de subvenciones y firmantes de convenios, porque la política local es la única política que siente y palpa diariamente los problemas reales de las personas, y por ello debe situarse, como mínimo, en igualdad de oportunidades y condiciones con respecto al resto de Administraciones.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado por Marketeame