Miguel Á. Morales: “El Estado debe dar respuestas a todas esas familias que aún buscan a sus represaliados por el franquismo”

La ceremonia, que tuvo lugar en la Casa de Cultura de la localidad serragatina de Hernán-Pérez, reivindicó una vez más los derechos humanos y la necesidad de que los y las descendientes y personas represaliadas encuentren verdad, justicia y reparación

Juventudes Socialistas de la provincia de Cáceres celebró el pasado sábado la décimo quinta edición de los premios a la Memoria Histórica “Luis Romero Solano”, una jornada cargada de emociones en la que, esta vez desde la Sierra de Gata, se reivindicaron los derechos humanos,  la memoria histórica y democrática y la verdad, justicia y reparación para las personas víctimas – directas e indirectas – de la Guerra Civil y el franquismo.

La ceremonia, presentada por los jóvenes socialistas Natalia Rodrigo y César Beltrán, contó con la asistencia de decenas de miembros de distintas agrupaciones de Juventudes Socialistas de la provincia y con las intervenciones del Secretario General del PSOE Provincia de Cáceres, Miguel Ángel Morales y la Secretaria General de Juventudes Socialistas de la provincia de Cáceres, Paula Rodríguez.

Morales recordó a Conchita Viera y su lucha por recuperar el cuerpo de su padre en la Mina La Terría en Valencia de Alcántara e insistió en que “hacen falta recursos económicos y que seamos valientes para que el Estado dé respuesta a todas esas familias que aún buscan a sus represaliados por el franquismo”.

Miguel Ángel Morales destacó que “actos como este recuerdan la importancia real” y se preguntó “cómo un hombre o una mujer mayor no tienen derecho a saber donde está enterrado su padre” y aseveró que “el Estado tiene la obligación de responder para que esas personas sepan dónde están sus muertos”.

“Terrible nuestra Historia, pero de la Historia hay que aprender… Estamos en el presente, y el presente es Juventudes Socialistas…el presente que representa a este partido del que estoy orgulloso de pertenecer (…) pero tenemos que seguir comprometiéndonos realmente para aminorar el sufrimiento de la gente”. Con estas palabras y un profundo agradecimiento a las Juventudes Socialistas finalizó su intervención el secretario general de los socialistas cacereños.

Los premiados

Fernando Ayala, diputado regional por el PSOE, fue el encargado de recoger el reconocimiento a la Ley Autonómica de Memoria Democrática de Extremadura dentro de la categoría “Memoria Democrática” que reconoce aquellas acciones en favor de la memoria. Durante su intervención quiso enfatizar que si bien la ley fue impulsada desde el grupo socialista en la Asamblea de Extremadura, su redacción es fruto del esfuerzo de la sociedad civil y de las asociaciones de memoria histórica.

En la categoría “¿Qué ocurrió?” fue reconocido el trabajo de la arqueóloga y antropóloga extremeña Laura Muñoz en la exhumación de fosas comunes en Extremadura dentro del proyecto de Recuperación de Memoria Histórica de Extremadura. Su discurso fue un alegato a la defensa de los derechos humanos y a la necesidad de entender que de lo que está en disputa en devolver a la historia personas y nombres que fueron borrados de ella.

Desde Madrid, y en la categoría “¿Cómo ocurrió?”, Conchi Cejudo recogió el premio al programa documental “Vidas Enterradas” de la Cadena Ser, un serial radiofónico que “rescata rescata a través del documental y con un enfoque de derechos humanos, la vida y la muerte de personas asesinadas durante la Guerra Civil y el Franquismo”. Cejudo trasladó al público los sentimientos y emociones que le habían provocado escuchar tantos testimonios e historias de dolor y silencio, “sus músculos y corazón se encontraban encogidos”.

La edición décimo quinta de estos premios a la Memoria Histórica han buscado recordar y homenajear a las personas que sufrieron represión en la comarca de la Sierra de Gata. En la categoría “¿Dónde ocurrió?”, la localidad de Villasbuenas de Gata guardó durante generaciones la memoria de personas que fueron fusiladas en las inmediaciones del pueblo. Gracias a los testimonios que vecinos y vecinas de Villasbuenas, fue relativamente fácil encontrar la ubicación de fosas y exhumar e identificar a las personas que allí fueron asesinadas y enterradas. El exalcalde de Villasbuenas de Gata, Luis Mariano Martín Mesa, fue el encargado de recoger el galardón en nombre de los vecinos de la localidad.

En Hernán-Pérez, los miembros de la Sociedad de Trabajadores del Campo “La Unión” sufrieron una represión física y económica que les obligó, incluso, a entregar sus tierras. Fueron recordados nombres como los de Saturio Sampedro, Bonifacio  Beltrán, Juan Rodríguez, Marcelo Sánchez o Alfonso Arroyo, quienes merecieron el premio en la categoría “¿De quién se olvidaron?”. Una emocionada hija de Saturio Sampedro, Áurea Sampedro, recogió el reconocimiento y una fuerte ovación del público asistente a quienes les agradeció haber reconocido la figura de su padre.

El colofón de la ceremonia vino de la mano de la entrega a los hijos de Ascensión Mendieta Ibarra (1925-2019), Chon, Paco y Pilar Vargas Mendieta, el reconocimiento por ser un símbolo de la lucha por la memoria histórica en España y por su tesón en recuperar los restos de su padre Timoteo Mendieta, fusilado y enterrado en una fosa común en Guadalajara. Una de las hijas de Ascensión nos habló de su abuelo y de la “profunda pena” que soportaron durante toda su vida, además de los desdenes de instituciones y personajes políticos, como Rafael Hernando.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado por Marketeame