Son un despropósito las palabras de Isabel Villa, ex alcaldesa (PP) de Logrosán, tras su condena 

Decir que lo “volvería hacer” significa manchar el trabajo de los ediles que ejercen dignamente sus cargos y que estaría dispuesta a volver a saltarse la ley en beneficio propio.

Tras la llegada del PSOE al gobierno local en Logrosán en 2015, el equipo de gobierno se encontró con numerosas y graves irregularidades que les llevó a denunciar la gestión del equipo anterior, liderado por la que fuera alcaldesa por el Partido Popular durante dos legislaturas, Isabel Villa Naharro, y como diputada provincial entre 2011 y 2015.

El pasado mes de enero se confirmó el fallo de la sentencia a Villa que, tras llegar a un acuerdo con la acusación, se la condena a un total de 2 años de prisión, 13 de inhabilitación para cargo público y el pago de más 12.000 euros más interesas por el reconocimiento de tres delitos: prevaricación continuada, malversación de caudales públicos y negociaciones prohibidas.

Y frente a los hechos probados, perfectamente desarrollados en la sentencia, la ex alcaldesa del PP los reconoce y dice que “lo volvería a hacer”. Desde el PSOE nos preguntamos, ¿qué es lo que volvería a hacer señora Villa?, ¿coaccionar a funcionarios y trabajadores para intentar que firmen procedimientos que, tal y como se le hizo saber, no son regulares con vistas a comprarse viviendas a sí misma con dinero del Ayuntamiento, de todos?, ¿pagarse comidas en restaurantes, alojamientos en hoteles o compras en Decathlon, entre otros, con tarjetas del Ayuntamiento?, ¿cargar al Consistorio local más de 2.000 euros de gastos en dietas y transporte que ya le había costeado la Diputación de Cáceres, incluso estando de baja laboral?

Desde el PSOE no quisimos pronunciarnos en el momento de la sentencia porque entendíamos que con el reconocimiento de los delitos cometidos por la ex alcaldesa del PP, esta asumía y se responsabilizaba de las irregularidades y del agravio a los logrosanos y logrosanas por haber utilizado dinero del Ayuntamiento, del pueblo, para uso propio. Sin embargo, lo que nos encontramos es la vergonzosa afirmación de “lo volvería hacer” y una banalización escandalosa al afirmar, a través según de su red social Facebook, que se tuvo “que declarar culpable por el tema de las viviendas, negociaciones prohibidas y malversación de caudales públicos por no haber justificado debidamente sobre 8000 euros de la tarjeta de crédito”.

Y al respecto el PSOE se pregunta, ¿dónde está el Partido Popular para denunciar la mala gestión de una alcaldesa que gobernó Logrosán bajo sus siglas y que fue nombrada diputada provincial por el propio presidente del PP de la provincia de Cáceres, Laureano León?

En el PSOE tenemos claro que un cargo público debe ser un ejemplo para la ciudadanía, un referente de honorabilidad. Tras las palabras de la ex alcaldesa del PP y la falta de respuesta del Partido Popular al respecto no tenemos claro que. otros, se tomen en serio ni nuestras instituciones ni el servicio que nos debemos a nuestros vecinos y vecinas. Más bien pareciera que cuando se comenten delitos tan graves, miran para otro lado y parecieran justificar actos tan impresentables como por los que se condena a Isabel Villa Naharro.

Sin ánimo de ensañarnos con la ex alcaldesa del PP condenada, desde el PSOE queremos reivindicar la honorabilidad que deben tener los cargos públicos y recordar que, frente a personas que ensucian el nombre de las instituciones, existen muchos alcaldes y alcaldesas que ejercen con dignidad y responsabilidad el cargo que la ciudadanía les ha encomendado con sus votos.

Deja un Comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Desarrollado por Marketeame