Así se han distribuido los costes de la crisis entre pobres y ricos

Y es que, a pesar de lo que diga nuestro Presidente, tenemos muchísimos datos sobre distribución de la riqueza (suficientes como para no depender de anécdotas dudosas, por cierto). El gráfico que más me ha llamado la atención es uno en el que España destaca, y no precisamente para bien (debajo del artículo puedes verlo). 

Tiene bastante sentido si tenemos en cuenta que España es un país donde el nivel de empleo es enormemente sensible a crecimientos y recesiones.

Sabemos, por otro lado, que quienes más han sufrido esta destrucción de puestos de trabajo han sido los temporales y jóvenes. Si aceptamos que éstos se encontraban en la parte baja de la distribución salarial (lo cual no se antoja descabellado), podríamos pensar que el hecho de que sea mucho más barato despedir a este tipo de trabajadores ha contribuido a incrementar la diferencia de pérdida de nivel adquisitivo entre niveles de renta. En una situación en la cual los costes de despedir fuesen más homogéneos es posible que la distribución de los costes hubiera sido más pareja. Eso por no hablar del hecho de que la mayoría de trabajos destruidos entre 2007 y 2010 fueron en el sector de la construcción, industria que posiblemente se vio incentivada por la estructura de nuestro mercado laboral.

En definitiva, no parece que los costes de la crisis en España hayan estado muy bien distribuidos, y es probable que nuestro desastroso mercado laboral tenga, una vez más, algo que ver.

Noticia de: pincha aquí.

Screen-Shot-2013-12-19-at-10.25.06.png

Te puede interesar

Ir al contenido