Blanca Martín: «Recuperar nuestra vida»

Aristóteles relacionaba la libertad con la ausencia del miedo, un miedo que atosigaba a la conciencia individual y coaccionaba, de forma sistemática, la capacidad de actuar, en definitiva, de ser.

Para Neslon Mandela “ser libre no es sólo deshacerse de las cadenas de uno, sino vivir de una forma que respete y mejore la libertad de los demás”.

Por tanto, estamos ante dos posiciones enfrentadas: individualidad contra colectividad.

En los últimos meses hemos vivido situaciones que nunca habríamos imaginado. Dolor, desconfianza, rechazo, incredulidad, odio. Muchos de estos estados se mezclaron en medio de una pandemia feroz que fuimos enfrentando a medida que nos adaptábamos a la nueva realidad.

Nunca fuimos menos libres -siguiendo al filósofo griego- porque el miedo nos cohibía y nos sacudía en cada momento, de cada día. 

Gradualmente fuimos acostumbrándonos a una nueva realidad que recordaremos el resto de nuestras vidas. Ante una situación cambiante y, por tanto, incontrolable, terminamos por encontrar soluciones al drama para bajar los contagios y, por tanto, los fallecidos.

Ahora estamos en una nueva normalidad que se parece bastante a la vida que llevábamos antes de que esta pesadilla ocupara nuestra cotidianeidad. Y en esta nueva normalidad, como nunca en los últimos meses, todo o casi todo, depende del uso que le demos a nuestra individualidad. 

Ser uno mismo, ahora, es pensar en toda la sociedad. La ausencia del miedo debe ser reemplazada por la presencia de un tipo de responsabilidad que haga posible convivir y vencer, definitivamente, a un virus que sobrevive por su capacidad de contagio.

Con mascarillas, distancia social e higiene, podemos vivir nuestra libertad de la mejor manera posible. Si, por el contrario, minimizamos al COVID-19 y creemos que no nos pasará a nosotros, tenderemos un puente de oro al contagio y, en consecuencia, a una vuelta al pasado.

Hoy es tiempo de creer en la libertad como la planteaba Mandela, de pensar en el conjunto y de avanzar unidas y unidos hacia el fin de esta pandemia. Hoy depende de ti para que podamos recuperar nuestra vida y volver, lenta pero seguramente, a nuestra forma de convivencia habitual.

Te puede interesar

Eduardo Béjar: «La política como solución»

Eduardo Béjar: «La política como solución»

Joaquín Araújo en su último libro “Los árboles te enseñarán a ver el bosque” nos deleita con profundas reflexiones sobre la Natura, sobre cómo cuidar los bosques para que nos atalanten, para que nos den vida, un libro lleno de sentido, de poesía, de esperanza, pero...