El PSOE Provincia de Cáceres muestra su apoyo al alcalde socialista de Casar de Cáceres

El primer edil ha sido nuevamente señalado por el colectivo ultra Abogados Cristianos por cumplir con la legislación vigente

Hace pocos días se conocía que el Juzgado de Instrucción n° 1 de Cáceres abría diligencias contra el alcalde de Casar de Cáceres, Rafael Pacheco, por un presunto delito de prevaricación por el traslado de la Cruz de los Caídos, tras la querella interpuesta por Abogados Cristianos. Este colectivo acusa al alcalde socialista de prevaricación con el agravante de discriminación y daños contra el patrimonio, y ha solicitado su inhabilitación para ejercer un cargo público.

“Desde la Ejecutiva del PSOE Provincia de Cáceres damos nuestro apoyo total y absoluto a todas las decisiones tomadas por el alcalde Rafael Pacheco y su equipo de gobierno, que no han hecho otra cosa más que cumplir la ley. Es absolutamente inadmisible que un alcalde tenga que verse señalado y enjuiciado por aplicar la legislación y apartado de sus preocupaciones reales, que son las de dar soluciones a la ciudadanía de Casar de Cáceres”, ha señalado el portavoz de la CEP, Álvaro Sánchez Cotrina. “Nos gustaría escuchar que este colectivo, cuyas reclamaciones no representan el sentir de la ciudadanía casareña, se dedica a trabajar por mejorar la vida de la gente en lugar de perseguir a cargos públicos y bloquear los juzgados con denuncias infundadas”.

En ese sentido, el también miembro de la Ejecutiva provincial y secretario general de la Agrupación Socialista cacereña, Jorge Amado Borrella, ha precisado que las vecinas y vecinos del municipio están satisfechos con la actuación realizada y que, desde la propia Iglesia, de quien depende el cementerio del pueblo, no han mostrado ninguna contrariedad a la decisión tomada por el alcalde en aras de cumplir con la legislación en materia de Memoria Histórica y Democrática. “Entendemos que lo que este colectivo busca es la atención mediática, si no, como mínimo sabrían que esa cruz no se encontraba siquiera en su ubicación original y se habrían molestado también en pedir la opinión de las casareñas y casareños, por los que dicen hablar”.

Te puede interesar

Ir al contenido