Miguel Á. Nacarino: «PGE21 y los ODS, una hoja de ruta para el desarrollo efectivo de nuestra tierra»

El pasado 25 de septiembre se cumplieron 5 años desde la aprobación de la Agenda 2030 en el seno de Naciones Unidas. Quedan por tanto, 10 años para hacer cumplir los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible, una década para que entre todos y todas entendamos el planeta desde el enfoque de los derechos humanos, la reducción de desigualdades, del trabajo decente, de la igualdad de género y de la protección medioambiental.

Aquellos que consideran los ODS como utópicos e imposibles de alcanzar o, peor aún, los que consideran que la Agenda 2030 es una agenda ideológica impuesta por Naciones Unidas, deberían reflexionar sobre qué mundo quieren dejar a las generaciones futuras, ¿uno sin metas compartidas, uno sin políticas ni soluciones que impulsen el logro definitivo de la justicia social y de un desarrollo sostenible?.

Para cumplir con la Agenda 2030, el Gobierno de España ha marcado claramente el rumbo de la recuperación, la transformación, la digitalización y la modernización de nuestra economía y de nuestra sociedad, con la presentación del Proyecto de Ley de los Presupuestos Generales del Estado para el año 2021.

¿Qué suponen estas cuentas generales para Extremadura y la provincia de Cáceres? No sólo plantean un aumento e impulso definitivo de las infraestructuras y proyectos “históricos” pendientes en materia ferroviaria, abastecimiento, saneamiento o depuración de aguas, sino también suponen el compromiso y liderazgo firme del Gobierno en su vertiente más social: garantizan unas pensiones dignas, cuya revalorización beneficiará a más de 272.500 extremeños; atienden a la protección de la infancia y apoyo a las familias, con una inversión de 84 millones para prestaciones por nacimiento y cuidado del menor; refuerzan la lucha contra la violencia de género con una inversión de 3 millones; aumentan a 16 semanas el permiso de paternidad que beneficiará a más de 4.500 extremeños; diseñan planes de empleo que impactarán en 17.000 jóvenes extremeños, o incrementan becas que beneficiaran a más de 26.300 personas, con una inversión de 53 millones de euros.

Los PGE 2021, que canalizan los fondos aprobados por el Plan de Recuperación de la Unión Europea, y se alinean con los Presupuestos Generales del gobierno extremeño, y con los propuestos por la Diputación Provincial de Cáceres, hacen efectivo el compromiso de desarrollar de políticas públicas centradas en las personas y en el tejido productivo – empresas, autónomos y personas trabajadoras- con el fin de fijar el rumbo de la recuperación económica y social, y del desarrollo sostenible que impulsarán y colocarán definitivamente a Extremadura y a la provincia de Cáceres en el sitio que  merecen. 

Este año 2020 tan inesperado, marcado por momentos tan duros, debe ser, sin embargo,  el año que marque de una vez por todas un cambio de tendencia hacia la reconstrucción socio-económica y la reducción de desigualdades en nuestro país, tomando como único referente válido y reforzado, la Agenda 2030. Y esa es nuestra hoja de ruta para el desarrollo efectivo de nuestro territorio, que como demuestran experiencias pasadas ante los grandes desafíos de país a los que nos hemos enfrentado, no puede ser otra que el fortalecimiento de nuestro bien más preciado, el Estado del bienestar.

Te puede interesar