Orígenes de las Agrupaciones Socialistas de la provincia de Cáceres

A continuación, los orígenes de nuestras agrupaciones en la provincia de Cáceres. La narración a cargo de Fernando Ayala.

Introducción

En la segunda  mitad del siglo XIX España vivía bajo una organización social y política de fuertes contrastes y de injusticias insoportables. La vida de los trabajadores, campesinos y obreros de la incipiente industria sufría unas condiciones laborales y sociales infrahumanas; las horas de trabajo no tenían limitación, se trabajaba de sol a sol, las viviendas no reunían las mínimas condiciones de habitabilidad, las prestaciones sociales eran casi inexistentes y la participación en la vida política de las grandes masas de trabajadores estaba limitada por el sistema de caciques que desvirtuaba la escasa presencia de los obreros y campesinos en la conformación de la voluntad general.

Fue en ese contexto en el que Pablo Iglesias y un pequeño grupo de trabajadores e intelectuales fundaron el Partido Socialista Obrero Español. Lo crean en Madrid en 1879. Han pasado ya casi 140 años. En este periodo la sociedad española ha cambiado mucho. Y también el PSOE. Se ha caminado en una trayectoria paralela, de tal forma que no es posible comprender la Historia de España sin tomar en consideración la Historia del PSOE.

El movimiento obrero en España unido con carácter nacional tuvo sus antecedentes en la creación en 1887 de la Federación de Trabajadores de la Región Española, con preponderancia anarquista. Impulsado por los obreros tipógrafos surgieron también la Asociación Nacional de Trabajadores de España con una clara inclinación socialista y los Centros Obreros, los cuales convocaron un Congreso nacional,  que se inició el 12 de agosto de 1888 en el teatro Jovellanos de Barcelona y al que asistieron 44 sociedades ( en representación de 4668 asociados) que darían lugar a la Unión General de Trabajadores.

La organización del PSOE según sus estatutos de 1918 constaba de 3 niveles: central (donde se incluía el Congreso Nacional, la Comisión Ejecutiva, el Comité Nacional y la minoría parlamentaria socialista), intermedio ( las federaciones) y local      ( agrupaciones de al menos 10 afiliados), siendo las Juventudes Socialistas una organización autónoma aunque muy vinculada al partido.

Considerado como una auténtica organización política de masas, contaba con sectores dentro del partido que evolucionaron en su división a lo largo de todo el periplo republicano y entre los que señalaremos la sección más radical, liderada por Largo Caballero y otra más moderada encabezada por Prieto. En la provincia de Cáceres estas divisiones también se reflejan en personalidades opuestas como pueden ser Luis Romero Solano o Antonio Canales[3].

La República era vista desde los medios socialistas como un régimen burgués pero el medio ideal para consolidar las organizaciones obreras y avanzar en el camino hacia el socialismo[4].

Tienen un gran sindicato, la Unión General de Trabajadores, destacando en Extremadura su sección la Federación Nacional de Trabajadores de la Tierra que tenía presencia en al menos 125 pueblos de la provincia en 1932 con 20.708 afiliadosy una importante organización juvenil, las Juventudes Socialistas que inició su actividad  en Cáceres en 1931,  bajo la presidencia de Luis Romero Solano, centrándose en aspectos como la educación, la propaganda y la acción política, siendo la cantera de las Agrupaciones Socialistas,  aunque siempre manteniéndose en niveles de militancia muy bajos. En diciembre de 1933 se creó la Federación provincial de Juventudes Socialistas de Cáceres.

En la provincia de Cáceres disponían de órganos periodísticos muy luchadores, como son “Unión y Trabajo” en Cáceres o “Avance” en Plasencia. Entre  sus  líderes, destacaremos a  Antonio Canales (alcalde de Cáceres y diputado en las Cortes Constituyentes de 1931), a su hermano Juan Canales, Pablo Valiente, Ángel Rubio, Luis Romero, Felipe Granado…

Orígenes de la Historia del PSOE en la provincia de Cáceres

En relación a los orígenes de la Historia del PSOE en la provincia de Cáceres, comenzaremos con un breve repaso a los primeros momentos del socialismo en la capital de la provincia que paulatinamente iría extendiendo su organización al resto de localidades siguiendo esquemas similares. Si bien desde principios del siglo habían ido surgiendo las primeras entidades en forma de sindicatos y sociedades de resistencia,  fueron los grupos políticos y en especial en nuestro caso el Partido Socialista Obrero Español el que intentó transformar la estructura clasista de la sociedad mediante el control del poder político.

Pero antes de surgir el PSOE local los obreros cacereños se aglutinaron en torno al Centro Obrero de Cáceres, que logró convertirse en canalizador de las protestas de la clase trabajadora. Nació, a partir de aquellos oficios con cierto carácter artesanal, un año clave, 1913,  patrocinado por el  Doctor  Salgado. A continuación nació «El Socialista Extremeño», primera muestra de prensa obrera en Cáceres y antecedente de «Unión y Trabajo», que se consolidó como el órgano periodístico de la Agrupación Socialista Local. Un caso similar lo tendremos en Plasencia con el periódico “Avance”.

Un aspecto relevante fue su gran preocupación cultural junto a una importante actividad social a través de conferencias, mítines, manifestaciones… Durante la segunda década del siglo XX los primitivos Centros Obreros terminaron convirtiéndose en las denominadas Casas del Pueblo y los dirigentes más comprometidos con el socialismo fueron los que ocuparon los cargos de responsabilidad. La Casa del Pueblo de Cáceres presentó en el Gobierno Civil de la provincia sus Reglamentos el 7 de marzo de 1913 y quedó formalmente constituida el día 13 del mismo mes, sus presidentes fueron en aquellos años: Antonio Canales González, José Criado, Felipe González, Narciso Maderal , Pablo Valiente Paredes y ya durante la Segunda República, Jacinto Cabrera Hurtado, teniendo una gran afiliación ( 2.500 socios en 1935).

Paralelamente se fundó la Federación Local Obrera de Cáceres con el objetivo de agrupar a todos los obreros manuales e intelectuales y la lucha por mejorar las condiciones materiales y morales. Sus reglamentos datan del 25 de enero de 1923 y en ellos constaba que era una agrupación afecta a la Unión General de Trabajadores, su presidente en 1931 era Jacinto Cabrera Hurtado. Con anterioridad consta en el Registro del Gobierno Civil, con fecha 25 de agosto de 1919 la presentación de Reglamentos de la Federación Provincial Obrera.

Desde principios de siglo y paulatinamente, en las contiendas electorales, sobre todo en las municipales, se fue produciendo el acrecentamiento de votos de las candidaturas  socialistas, frente a sus principales rivales los monárquicos.

En un primer momento, el Centro Obrero quiso permanecer ajeno a la lucha política, pero el deterioro de la vida política nacional, así como las oportunidades que presentaba la vida local hicieron que  cambiara de táctica, realizando las protestas desde  dentro del sistema, participando en las elecciones municipales candidaturas socialistas (en 1917 consiguieron salir elegidos por Cáceres capital  4 concejales obreros, entre los que nos encontramos ya con Antonio Canales). A medida que  este fenómeno se desarrolla se consiguió ir ganando terreno a  las candidaturas monárquicas que eran las que tradicionalmente venían controlando todos los resortes del poder.

Durante las dos primeras décadas del siglo XX las reivindicaciones de las asociaciones obreras, así como sus actividades, habían sido vistas como hechos muy positivos y aplaudidos por el resto de las clases sociales, siendo en muchas ocasiones  apoyados. Sin embargo, a  partir de que los centros obreros decidiesen inmiscuirse en la política, empezando por la municipal, serían mirados con recelo y progresivamente irían pasando a ser objetivo de sus ataques, hasta llegar a asumir la categoría de antagónicos y con ello perderían toda la comprensión que hasta ahora habían gozado.

Tras estos primeros éxitos obtenidos, las candidaturas obreras se aventuraron en las pugnas por las actas de diputado, sobresaliendo la disputada en 1919 por Pablo Valiente Paredes, un obrero socialista, que perdió por escaso margen ante Juan Vitorica. Al año siguiente otra vez Vitorica venció, en esta ocasión frente a Antonio Canales y por tan solo 219 votos de diferencia. Una muestra del ascenso de la Casa del Pueblo de Cáceres en las elecciones fueron los resultados de las  municipales de 1920, donde se produjo un empate entre  la candidatura obrera y la coalición monárquica (liberales y conservadores). Tras el paréntesis que supuso la Dictadura de Primo de Rivera, el 1 de mayo de 1930 se rompió el silencio socialista con un mitin en la Casa del Pueblo.

Con 57 afiliados se fundó la Agrupación socialista de Cáceres, quedando constituida y presentando sus reglamentos el 30 de abril de 1918. En su ideario no nos vamos a detener pues va a seguir el marcado por el partido a nivel nacional, pero si podemos comentar algunos detalles como el hecho de que va a sufrir en los próximos años grandes fluctuaciones en su militancia, pasando por ejemplo de tener 180 militantes en mayo de 1933 a 53 en 1936 ( hay que tener en cuenta las condiciones políticas del momento, la revolución de octubre de 1934, la clausura de muchas Casas del Pueblo y Agrupaciones socialistas….), la cuota semanal era en un principio de 0,10 pesetas a la semana, sus principales actividades se centraban en la propaganda y su domicilio social era el mismo de la Casa del Pueblo donde convivía con otras agrupaciones obreras. El presidente en 1926 era Antonio Canales González y daremos una muestra de su Junta Directiva (2-4-1933): Presidente: Antonio Canales González. Vicepresidente: Jacinto Herrero Hurtado. Secretario: Juan Guillén. Tesorero: Adolfo de la Peña. Vocal: Antonio Martín.

Con la proclamación de la Segunda República el socialismo local adquirió un relevante papel protagonista, no hay que olvidar que produjo un claro triunfo en las elecciones municipales que aupó a la alcaldía al socialista Antonio Canales, donde se mantuvo durante todo el período republicano excepto el lapsus que supuso su dimisión con motivo de los acontecimientos de octubre de 1934 y la política de represión hacia todo el movimiento obrero que realizó el gobierno radical-cedista.

A nivel nacional podemos señalar las siguientes etapas en la evolución del comportamiento del PSOE:  en la colaboración ministerial del primer bienio, se polarizarán las actitudes: por una parte tendremos a un sector encabezado por Besteiro, que se oponía a esta colaboración, y, por otra, un sector mayoritario que apoyaba esta colaboración: Largo Caballero, Prieto, De los Ríos…pues pensaban que con ello se producía un acercamiento al Poder y se facilitaría la llegada de  un régimen socialista mediante la transformación democrática del país.

A partir del fracaso de las elecciones de noviembre de 1933 se producirá una radicalización en un sector del partido que provoca una extrema división, que pudo haber llevado a una ruptura real si no se hubiese producido antes la guerra civil. José Manuel Macarro ve en esta radicalización una estrategia de partido, condicionada por una serie de factores como la influencia del fascismo o el miedo a perder las bases con la CNT o el PCE, así como la ofensiva patronal contra las reformas laborales a partir de octubre de 1934.

El debate entre marxistas y reformistas aparecería reflejado continuamente en los ataques mutuos a sus respectivos órganos de prensa, por una parte» Claridad» y «Leviatán», por otra «El Socialista».

El programa caballerista se puede resumir en dos apartados:

1.- Impugnación del régimen democrático como sistema político y como instrumento de conquista del Poder: infravaloración de los republicanos y crítica a las posibilidades reformistas.

2.- La revolución socialista como objetivo: infravalora los obstáculos para hacer la revolución, piensa que en España y en la situación actual se cuenta con todos los medios.

Las reivindicaciones irían en 4 planos: político, económico, financiero y programa municipal.Seguirá el modelo táctico revolucionario empleado por Lenin en Rusia.

Progresivamente, el sector radical se fue haciendo mayoritario en el partido, provocando impresionantes movilizaciones y despertando el entusiasmo dentro del proletariado, que se encontraba muy desilusionado debido a lo limitado de las reformas realizadas.

De la plasmación práctica de su ideario, habría que diferenciar las posturas reformistas y revolucionarias, que serán a la postre la sección mayoritaria del partido, con su programa de nacionalizaciones, separación de Iglesia-Estado, la lucha por conseguir el objetivo de la revolución socialista y por lo tanto la impugnación del régimen democrático como sistema político y como instrumento de poder, infravalorando a los republicanos y criticando la colaboración de los sectores reformistas del partido con éstos. Algunos autores consideran que estaban sometidos a la UGT, que de hecho tenía muchísimos más afiliados.

El origen de las Juventudes Socialistas de Cáceres, se sitúa en 1931 presentando sus Reglamentos el 5 de junio de 1931, quedando constituidas 4 días después, bajo la presidencia de Luis Romero Solano y que contaron con 48 afiliados en 1933. Fueron la cantera de las Agrupaciones Socialistas y muchos de sus líderes formados e instruidos en las escuelas socialistas ( como las celebradas en verano para sus dirigentes) llegaron a convertirse en afamados políticos ( es el caso de Luis Romero Solano, uno de nuestros diputados más conocidos). Políticamente eran muy activo centrando su actuación en temas culturales, en la educación y en la acción política. En el caso de Cáceres su presidente se posicionó en el  ala caballerista del partido frente a la postura más moderada de Antonio Canales, siendo curiosas las discusiones y disensiones entre las dos tendencias recogidas entre otros lugares en el órgano de la Casa del Pueblo “Unión y Trabajo” o en las Actas de la Ejecutiva del Partido, finalmente se impuso la corriente más radical. Las Juventudes socialistas se caracterizaron durante los años republicanos por su dinamismo, llevaron la iniciativa en huelgas y en movilizaciones callejeras y a través de jornadas de orientación ideológica buscaron conducir a la juventud cacereña al campo socialista. En diciembre de 1933 se creó la Federación provincial de Juventudes Socialistas de Cáceres.

Sobre su afiliación tenemos datos tanto locales como nacionales que nos indican que van a estar en consonancia con la coyuntura política. Así en 1932 se cuenta en toda España con 75.133 afiliados, que ascienden en 1933 a 81.777  pero que tras las elecciones de noviembre de 1933, octubre del 34… se vieron reducidos a 59.846 en 1936[12]. Con respecto a la provincia de Cáceres tenemos datos de afiliación de Agrupaciones locales a lo largo de todo el periodo republicano, además de algunos datos globales, pero siempre moviéndose dentro de la escasez de afiliados. Por ejemplo, según los datos de la Memoria del PSOE de 1932, las 33 Agrupaciones Socialistas existentes en la provincia de Cáceres con fecha de 30 de junio de 1932 se contarían con un total de 1.596 afiliados, mientras que en distintos plebiscitos internos del partido en 1936 (elección de presidente del PSOE, elección de vacantes de la Comisión Ejecutiva o en la Propuesta para la celebración de un Congreso Extraordinario del PSOE) tenemos datos de tan solo 22 agrupaciones.  Por lo tanto se trataba de índices de afiliación sensiblemente inferiores a los anteriores.

Juventud socialista Agrupación socialista
Abadía Aldea del Cano
Acehuche Aldeanueva de la Vera
Albalá Almoharín
Alcántara Arroyo del Puerco
Alcollarín Arroyomolinos de la Vera
Alcuescar Barrado
Aldeacentenera Brozas
Aldeanueva de la Vera Cabañas del Castillo
Alía Cabezabellosa
Aliseda Cabezuela del Valle
Almaraz Cabrero
Almoharín Cáceres
Arroyo del Puerco Cañaveral
Arroyomolinos de Montánchez Casar de Palomero
Berrocalejo Casas del Castañar
Berzocana Casatejada
Brozas Casillas de Coria
Cáceres Ceclavín
Cáceres Ceclavín
Campo Lugar Coria
Cañaveral El Torno
Casar de Cáceres Escurial
Juventud socialista Agrupación socialista
Casas de Millán Estorninos
Casillas de Coria Garganta la Olla
Cedillo Garrovillas
Cilleros Gata
Coria Granja de Granadilla
 Cumbre (La)  Granja (La)
Deleitosa Hervás
El Gordo Jaraicejo
El Torno Jaraíz de la Vera
Eljas Jarandilla
Escurial Jarilla
Galisteo Logrosán
Garciaz Losar de la Vera
Garganta la Olla Madrigalejo
Garrovillas Malpartida de Plasencia
Gata Miajadas
Guadalupe Montánchez
Herrera de Alcántara Montehermoso
Hervás Navaconcejo
Holguera Navalmoral de la Mata
Huerta de Animas Pasarón de la Vera
Ibahernando Peraleda de San Román
Jaraíz de la Vera Pescueza
Madroñera Pinofranqueado
Malpartida de Cáceres Piornal
Malpartida de Plasencia Plasencia
Miajadas Robledillo de la Vera
Mirabel Salorino
Monroy Serradilla
Montehermoso Talaván
Moraleja Talaveruela
Navalmoral de la Mata Talayuela
Navas del Madroño Tornavacas
Pasarón de la Vera Torrecillas de la Tiesa
Piedras Albas Torrejoncillo
Piornal Torremenga
Plasencia Torreorgaz
Plasenzuela Trujillo
Robledillo de Trujillo Valdefuentes
Salvatierra de Santiago Valverde del Fresno
Santa Ana Villamiel
Santa Cruz de la Sierra Villanueva de la Vera
Santa Marta de Magasca Villar del Pedroso
Santiago de Carbajo Zarza de Granadilla
Saucedilla Zorita
Serradilla
Serrejón
Sierra de Fuentes
Talaván
Tejeda de Tiétar
Torrecillas de la Tiesa
Torrejón el Rubio
Torrejoncillo
Torreorgaz
Juventud socialista Agrupación socialista
Torrequemada
Trujillo
Valencia de Alcántara
Valverde del Fresno
Valverde del Fresno
Villar de Plasencia
Zarza de Montánchez
Zarza la Mayor
Zorita

 

Te puede interesar