Sucedió en…1944. Primer Congreso del PSOE en el exilio

Tras el fin de la Guerra Civil para muchos socialistas no hubo otro camino que el del exilio. Y para muchos de ellos esto supuso encontrarse de con una convulsa Europa que intentaba liberarse del yugo del nazismo en una guerra de proporciones inimaginable. En esas duras condiciones los socialistas intentaron mantenerse firmes en sus ideas preservando las estructuras del partido.

Los días 24 y 25 de septiembre  de 1944 tuvo lugar en la ciudad francesa de Toulouse el primer congreso celebrado por el PSOE en el exilio, el décimo cuarto en la historia del partido. El Congreso que presidió Arsenio Jimeno supuso el acercamiento entre las familias “besteiristas” y “caballeristas” cuyas diferencias se mostraron mínimas pasando ya desde entonces a formar parte del “PSOE en Francia”.

LA CONTINUIDAD DE LA LUCHA EN EL EXILIO

En el Partido Socialista Obrero Español el Congreso Federal es el principal órgano legislativo del partido. Se encarga de fijar el programa político,  la línea oficial de los socialistas españoles, y elije al Comité Federal. En los más de 140 años de experiencia se han celebrado 38 Congresos Ordinarios y 5 Extraordinarios.

El primer Congreso inaugural del PSOE se celebró en 1879 bajo la iniciativa del fundador del partido Pablo Iglesias Posse. El último ha sido el del año 2014 y fue en el que se ratificó al actual secretario general del PSOE Pedro Sánchez elegido directamente por los militantes.

Durante el exilio se celebraron 13 Congresos Ordinarios y uno Extraordinario, lo que supuso el mantenimiento de las estructuras y el trabajo institucional en condiciones muy difíciles. Al Congreso de Toulouse asistieron 500 delegados que se reunieron los días 24 y 25 de septiembre. Representaban a 6.000 afiliados de 35 departamentos de Francia y norte de África.

En ésta convocatoria se aprobaron distintas resoluciones. Se reivindicó la República como régimen legítimo. No se aceptó la vuelta de la monarquía como alternativa que algunos países apuntaban como solución y se rechazó cualquier alianza con otras fuerzas democráticas como el Partido Comunista.

También se aprobó la relación con los socialistas del interior aceptando propuestas de éstos, pero manteniendo la libertad de acción de los socialistas en Francia. Y que la disolución del PSOE de Francia sólo tendrá lugar cuando el PSOE fuera reconocido legalmente, lo que fue posible con la muerte del dictador y el advenimiento de la democracia en nuestro país.

La Comisión Ejecutiva resultante tuvo a Enrique de Francisco como presidente, a Rodolfo Llopis como secretario general, Trifón Gómez como vicepresidente y Arsenio Jimeno en la vicesecretaría. Todos aparecerían en la nueva Comisión Ejecutiva elegida por la UGT. El ascenso de Rodolfo Llopis a la secretaría general supuso el relevo de una generación de líderes más veteranos como Francisco Largo Caballero o Indalecio Prieto.

EL CONGRESO EN FRANCIA “LA DIFÍCIL PRUEBA DEL EXILIO”

Tras el desastre de la Guerra Civil El Socialista deja de publicarse. Sólo con la restauración de las estructuras del partido en el exilio,  tras un paréntesis obligado, el diario obrero volverá a las rotativas. Regresa el uno de octubre de 1944 y sus páginas se hacen eco de la celebración del primer Congreso del PSOE celebrado en el exilio.

En la página tres leemos el artículo titulado El Congreso del Partido Socialista Obrero Español en Francia donde se afirma que el partido socialista “ha salido más fortalecido que nunca de la difícil prueba del exilio, con capacidad sobrada para afrontar resueltamente las graves responsabilidades que nos reserva el porvenir”.

Se  anuncia la reanudación de las actividades públicas «después de un paréntesis de dura y sistemática lucha clandestina” que comenzó en “los campos de concentración en Francia  y termina con la liberación de éste país” del dominio alemán tras el fin de las operaciones militares en territorio europeo.

 

En el Congreso se puso de manifiesto que los socialistas en el exilio seguían “convencidos de la necesidad de seguir luchando por la aplicación pura e integral del socialismo” como remedio a los enormes males del régimen capitalista. Ese es un convencimiento “inquebrantable” que no empequeñece la resolución de “combatir en primera línea al régimen fascista español y reivindicar para los españoles el derecho de los mismos a recobrar sus libres instituciones”.

En sus reuniones se adoptaron una serie de resoluciones entre las que cabe destacar la reivindicación del “régimen que España se dio libremente el 14 de abril de 1931” y de todas las “instituciones republicanas que son la única legalidad que el pueblo español puede aceptar”.

(1 de octubre de 1944) El Congreso del Partido Socialista Obrero Español en Francia, El Socialista, p 3. [5246]

Te puede interesar

Sucedió en 1920. Unamuno condenado por injurias al rey

Sucedió en 1920. Unamuno condenado por injurias al rey

Se cumplen cien años de la sentencia que un 16 de septiembre condenaba a Miguel de Unamuno por dos delitos de injurias al rey Alfonso XIII y a su madre la reina María. El indulto del monarca le libró de tener que cumplir un total de 16 años de cárcel y el pago de mil...